Géneros tradicionales argentinos.

La música no solo identifica al hombre como individuo, sino que también lo hace a modo de conjunto. Es decir, la música representa las diferentes etnias culturales en las que está dividido el hombre, por ello, cada país y cada región dentro del propio país cuenta con ritmos y notas musicales particulares de allí y de ningún otro sitio. Esta música es, por lo general, motivo de orgullo para los poblados de la zona que representa, y este es el caso de Argentina.

La República Argentina está considerada dentro de la lista de los países de la América Latina que tienen mayor variedad de géneros en cuanto a música se refiere. Esto se debe en gran medida al hecho de que el territorio de la República Argentina es muy amplio, y estuvo dividido durante muchos años por distintos asentamientos aborígenes y culturas. Algunos de ellos son los mapuches, chorotes, tobas y pilagás, y estos grupos se han encargado de dar a conocer y mantener viva su tradición musical de una forma u otra.

En el caso de los mapuches, su música se caracteriza por temas fundamentalmente religiosos, aunque también pueden referirse a personas célebres, amores y desventuras. Las canciones mapuches muchas veces carecen de instrumentos musicales, aunque este grupo tiene instrumentos propios como el tambor cultrún o los cascabeles llamados cascahuillas. Existe también el torompe, la pifilca, la petranca, y actualmente se han incorporado otros instrumentos menos tradicionales como trompetas, acordeones o instrumentos de cuerda como las guitarras.

Este género musical, tradicional de los mapuches, cuenta con cantantes femeninas que poseen un buen reconocimiento nacional y regional, entre ellas está Nancy San Martín y Aimé Paine.

Esta música tradicional argentina comprende a muchos grupos y procesos culturales y sociales que se fueron llevando a cabo en toda la América durante el proceso de conquista y colonización de los españoles en nuestras tierras.